«Todo comenzó en un encuentro casual con el viajo capitán Sargazo…»
Una desopilante historia de Raúl Guridi

CONTENIDO

Un mini libro desplegable con las sugerencias de juego + 50 naipes con 35 ilustraciones y 15 textos para crear y contar historias.

EDAD SUGERIDA

Desde primeros lectores hasta adultos y adultas mayores!

JUGADORES

De 1 a múltiples jugadores. Las personas necesarias para encontrar la respuesta a semejante interrogante.

JUGABILIDAD

El objetivo es crear y contar una historia. Contiene 3 sugerencias de juego: ¿Qué hace un hombre con una sardina en la cabeza?, ¡Y así fue como terminé con una sardina en la cabeza! y Cadáver exquisito de preguntas. Más info.

TIEMPO ESTIMADO

Este juego nunca dura menos de 20 minutos. El tiempo es tirano pero también infinito!

CREADOR

Raúl Guridi

Jugá con el lenguaje visual y el escrito
para dar forma a la narración.

¿Por qué jugar?

Porque es un derecho

Establecido por la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña (Unicef). Quienes juegan tienen vía libre para crear, imaginar, construir, soñar, reír, saltar… El juego posibilita la expresión y permite ponerse en acción. Desarrolla la creatividad, la autoestima, la empatía y el sentido del humor. Da recursos para la resolución de problemas y permite establecer vínculos positivos. Son muchas las posibilidades que ofrece el juego en la niñez, pero también a lo largo de la vida. ¡Abramos la puerta!

Porque no requiere wi-fi

La psicóloga y socióloga Sherry Turkle, luego de dedicar varios años al estudio de la incidencia de la tecnología en la vida cotidiana de las personas, plantea que en tiempos de la inmediatez, de las redes sociales y del estar sumergidos en la conectividad “al cien por ciento”, se hace imperioso detenernos, volver a escucharnos, darnos ese tiempo para encontrarnos, mirarnos cara a cara y resignificar la conversación, a través de la cual “se desarrolla la empatía, aumenta la colaboración y se dispara la creatividad”.

Porque nos encuentra

A través del juego interactuamos con los otros y con el entorno. Al encontrarnos, en un espacio y tiempos diferentes, se abre una nueva puerta para “salir a jugar”, para compartir y crear. Y ahí, en esa interacción, el juego nos invita al intercambio, a la competencia, al humor. Se nos presentan nuevos desafíos, y podemos bucear dentro de nosotros mismos para descubrir y encontrar nuevas posibilidades para “poner en juego”, que activan nuestra imaginación, creatividad y hasta nos piden espontaneidad.

Con estos naipes podrás crear historias, buscar palabras y armar poesías.
Una manera diferente de acercarnos a los libros y las lecturas!

WhatsApp chat